viernes, 24 de junio de 2011

Mundo 2.0: Gary Hamel en Entel Summit 2011

“El Management fue uno de los principales inventos del siglo XX, nos permitió organizar el trabajo para utilizar las invenciones que venían desde el siglo anterior y así generar un gran progreso económico en los países en los que se aplicó. Gracias a ella aprendimos a reunir a las personas para que trabajaran con eficiencia, disciplina y foco. Todo eso sigue siendo importante. Pero ahora vivimos en un mundo en el que las empresas deben tener una capacidad de adaptación mucho mayor, ser innovadoras en esta nueva economía creativa, y los principios y procesos centrales que heredamos de la era industrial ya no son suficientes. Por eso digo que el futuro del management está inventándose en Internet. La Web es adaptable, inspiradora y capaz de generar compromiso en la gente. De muchas formas, ilustra y demuestra las cualidades que necesitamos en las organizaciones de negocios.”

Esta frase es de Gary Hamel, profesor de Management en diferentes universidades y autor de importantes libros sobre el tema. El 16 de junio pasado asistí a una conferencia de este profesor, invitado por ENTEL en su evento Entel Summit 2011; lo que por cierto se agradece.

Lo que plantea Hamel es que ese Management que llevó al mundo como lo hemos conocido en la era industrial ya no es suficiente para la era que estamos viviendo; y va más allá, dice que en realidad lo que caracteriza a esta nueva etapa no es el conocimiento, que está hoy al alcance de todos a través de Internet, sino que la clave está en la creatividad, la innovación; esa que se hace en la conversación con los clientes, para entender sus necesidades; y con los proveedores, para entender su oferta y hacerles ver nuestras propias necesidades y aspiraciones. Los clientes quieren mucho más que productos estandarizados, quieren servicios y ser escuchados en sus necesidades. Es la democratización de la relación entre proveedores y clientes.





Pero la creatividad y la innovación no funcionan en una lógica de mando y control, en que la cúpula de las organizaciones piensa y el resto ejecuta. Por lo tanto, las competencias requeridas de las personas están cambiando; las que fueron útiles en la era industrial de personas obedientes, diligentes e inteligentes, ya no son suficientes; ahora se requiere además ser proactivo, creativo y, sobretodo, apasionado. Por otro lado, las organizaciones jerárquicas y burocráticas no son un ambiente propicio para el desarrollo de personas con esas características, serán las abiertas, transparentes, planas y que fomenten las redes de colaboración (internas y externas), como la Web, las llamadas a liderar el siglo XXI. Con líderes y no con capataces dando órdenes.

Lo que nos dice Hamel hace todo el sentido del mundo, es cosa de ver lo que les pasa a las viejas corporaciones exitosas del siglo XX compitiendo con Apple, Google, Amazon, RyanAir, EasyJet, etc. ¡Que tremendos cambios! Y ocurren continuamente, todo cambia muy rápido: hasta hace muy poco el paradigma de empresa moderna y exitosa era Microsoft y resulta que Hamel nos cuenta que esos muchachos están medio anquilosados y perdiendo en las nuevas apuestas tecnológicas.

¿Y qué pasa en Chile? Educación mal, pero al menos como tema central de discusión; baja inversión en I+D; la cultura dominante en nuestras empresas sigue siendo de mando-control y, sobre todo, extremadamente jerárquica y clasista; la política es cerrada, elitista y de castas, parecida a las empresas.

No llegamos a desarrollarnos como país en la era industrial, esa que ya comienza a quedar en el pasado. El desafío que tenemos como sociedad es saltar directo a la nueva economía, esta de la creatividad y la innovación; y claramente nuestro camino se visualiza muy difícil. Pero no es por falta de inversión o de recursos en general; lo que falta es Management 2.0  y Política 2.0. Para ello se requiere un nuevo estilo de liderazgo, el liderazgo para el Mundo 2.0. También debemos detectar y desarrollar aquellas características culturales nuestras, propias de los chilenos, que nos puedan ayudar a acometer este desafío. Temas para próximos posteos.