Ir al contenido principal

Mundo 2.0: Gary Hamel en Entel Summit 2011

“El Management fue uno de los principales inventos del siglo XX, nos permitió organizar el trabajo para utilizar las invenciones que venían desde el siglo anterior y así generar un gran progreso económico en los países en los que se aplicó. Gracias a ella aprendimos a reunir a las personas para que trabajaran con eficiencia, disciplina y foco. Todo eso sigue siendo importante. Pero ahora vivimos en un mundo en el que las empresas deben tener una capacidad de adaptación mucho mayor, ser innovadoras en esta nueva economía creativa, y los principios y procesos centrales que heredamos de la era industrial ya no son suficientes. Por eso digo que el futuro del management está inventándose en Internet. La Web es adaptable, inspiradora y capaz de generar compromiso en la gente. De muchas formas, ilustra y demuestra las cualidades que necesitamos en las organizaciones de negocios.”

Esta frase es de Gary Hamel, profesor de Management en diferentes universidades y autor de importantes libros sobre el tema. El 16 de junio pasado asistí a una conferencia de este profesor, invitado por ENTEL en su evento Entel Summit 2011; lo que por cierto se agradece.

Lo que plantea Hamel es que ese Management que llevó al mundo como lo hemos conocido en la era industrial ya no es suficiente para la era que estamos viviendo; y va más allá, dice que en realidad lo que caracteriza a esta nueva etapa no es el conocimiento, que está hoy al alcance de todos a través de Internet, sino que la clave está en la creatividad, la innovación; esa que se hace en la conversación con los clientes, para entender sus necesidades; y con los proveedores, para entender su oferta y hacerles ver nuestras propias necesidades y aspiraciones. Los clientes quieren mucho más que productos estandarizados, quieren servicios y ser escuchados en sus necesidades. Es la democratización de la relación entre proveedores y clientes.





Pero la creatividad y la innovación no funcionan en una lógica de mando y control, en que la cúpula de las organizaciones piensa y el resto ejecuta. Por lo tanto, las competencias requeridas de las personas están cambiando; las que fueron útiles en la era industrial de personas obedientes, diligentes e inteligentes, ya no son suficientes; ahora se requiere además ser proactivo, creativo y, sobretodo, apasionado. Por otro lado, las organizaciones jerárquicas y burocráticas no son un ambiente propicio para el desarrollo de personas con esas características, serán las abiertas, transparentes, planas y que fomenten las redes de colaboración (internas y externas), como la Web, las llamadas a liderar el siglo XXI. Con líderes y no con capataces dando órdenes.

Lo que nos dice Hamel hace todo el sentido del mundo, es cosa de ver lo que les pasa a las viejas corporaciones exitosas del siglo XX compitiendo con Apple, Google, Amazon, RyanAir, EasyJet, etc. ¡Que tremendos cambios! Y ocurren continuamente, todo cambia muy rápido: hasta hace muy poco el paradigma de empresa moderna y exitosa era Microsoft y resulta que Hamel nos cuenta que esos muchachos están medio anquilosados y perdiendo en las nuevas apuestas tecnológicas.

¿Y qué pasa en Chile? Educación mal, pero al menos como tema central de discusión; baja inversión en I+D; la cultura dominante en nuestras empresas sigue siendo de mando-control y, sobre todo, extremadamente jerárquica y clasista; la política es cerrada, elitista y de castas, parecida a las empresas.

No llegamos a desarrollarnos como país en la era industrial, esa que ya comienza a quedar en el pasado. El desafío que tenemos como sociedad es saltar directo a la nueva economía, esta de la creatividad y la innovación; y claramente nuestro camino se visualiza muy difícil. Pero no es por falta de inversión o de recursos en general; lo que falta es Management 2.0  y Política 2.0. Para ello se requiere un nuevo estilo de liderazgo, el liderazgo para el Mundo 2.0. También debemos detectar y desarrollar aquellas características culturales nuestras, propias de los chilenos, que nos puedan ayudar a acometer este desafío. Temas para próximos posteos.

Comentarios

  1. Que bueno que hayas publicado esto Guillermo; son ideas, conceptos que vale la pena divulgar. Y que bueno que Entel traiga a estos próceres del pensamiento actual. Suscribo todo su argumento y pienso que el estar en los blogs y ser capaz de expresar tu posición, son parte de las habilidades que se requieren para el siglo XXI,

    ResponderEliminar
  2. Felicitaciones Guillermo por tu publicación, creo que es muy valiosa y acompaña a muchos líderes que sufren "la soledad del mando". Tengo sí una visión más conservadora sobre los valores del pasado, no creo que tengan cero valor, creo que ellos hay que considerarlos pero, ya no con el mismo valor que se les asignó, es decir ni cero ni uno, pero hay que progresar a partir de ellos. Algo más, que el conocimiento hoy esté disponible para todos, no nos asegura que todos lo utilicen adecuadamente, para ello deben tener las distinciones necesarias y eso es educación, estudio y comprensión, y ahí es donde nos falta mucho.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por este posteo. Sin duda las competencias que se exigen hoy no son "las duras", son "las blandas";pero que, como dice mi amigo Jorge Milla, en realidad éstas últimas son "las duras". Bienvenida la humanización y bienvenida la tecnología para apoyarla.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Mis impresiones del libro Sincronicidad de Joseph Jaworski

Synchronicity es el título en inglés del libro de Josehp Jaworski. A pesar de que mucha gente tiene ganas de leerlo, no se encuentra en ninguna librería de Santiago; logré hacerme de uno con un amigo que me lo trajo de Buenos Aires. Me lo recomendó Gabriel Bunster.
Mi interés es compartir acá las reflexiones que me ha dejado esta lectura porque son de verdad muy potentes. Al leerlo se me aclararon conceptos que desde hace rato me daban vueltas desordenados y dispersos; también se integraron otros nuevos. En definitiva, esta lectura me abrió un mundo.


Contado en primera persona y autobiográfico, relata el proceso de transformación que vivió el autor desde un momento de dolor hasta encontrarse consigo mismo e iniciar una búsqueda profunda de sus aspiraciones, canalizando sus energías y sus acciones. Jaworski las canaliza en el desarrollo práctico de un estilo de liderazgo, o más que estilo de una razón poderosa para liderar, que quizás no es nueva pero sí ha estado olvidada en nuestra…

Alergia, PNL y creencias

Alergia a la primavera. Por años observé a mi papá y hermano como sufrían cada año cuando se iniciaba la temporada, hasta que un día como a los 26 años me comenzó a mí.  Y me llegó de una manera muy violenta, al punto que en un momento de ese primer episodio tuve que parar de manejar por que la rinitis y  el lagrimeo de los ojos no me dejaban ver!!!
De ahí en adelante tuve que hacer el tour de consultas a médicos especialistas, test cutáneos para determinar a qué le tenía alergia (resulté ser alérgico al polen de varios tipos de pastos y coníferas) y conformarme con el uso de antialérgicos entre agosto y febrero.  Molestias controladas pero molestias igual.
Hasta que durante el desarrollo de un taller de trabajo en equipo ahora en noviembre de este año 2011 salió una conversación que hasta ahora me está cambiando la vida, en término de alergias y también de creencias …..
El taller era desarrollado por los consultores Eduardo Rosselot y Claudio Cerda de  MCS (www.mcs.cl); en un momento d…

Indignados y crisis de representación

¿Por qué la gente anda indignada por la vida en todas partes? No es sólo en España, por la cesantía intolerable; o el movimiento estudiantil y los enojos regionales en Chile; o la primavera Árabe; o el movimiento Occupy en Estados Unidos. Esto ocurre hoy en todas partes! De algunos países sabemos menos debido al control que aplican sobre las redes y no sabemos cuánto tiempo lograrán ejercer ese control. Lo concreto es que la indignación está globalizada.
¿Será que la gente se cansó de ver cómo se calienta y contamina el planeta? ¿Serán los cambios en la matriz productiva de los países y sus terribles costos sociales, también producto de la globalización? ¿O será que estamos aburridos de la especulación financiera? ¿De la falta de libertad y la opresión en algunos países? ¿O de que nos pidan el voto cada tanto para que los mismos sigan apernados al poder? ¿Será, como piensan varios, que el mundo está cada día peor?
Pienso que de todo eso estamos aburridos, que todas estas cosas nos in…