martes, 15 de marzo de 2016

Silencio en el blog ...

Nunca rompas el silencio si no es para mejorarlo...
Ludwig van Beethoven


Por eso es que me cuesta postear...
Guillermo Muñoz

Resultado de imagen para silencio

domingo, 1 de abril de 2012

Indignados y crisis de representación



 
¿Por qué la gente anda indignada por la vida en todas partes? No es sólo en España, por la cesantía intolerable; o el movimiento estudiantil y los enojos regionales en Chile; o la primavera Árabe; o el movimiento Occupy en Estados Unidos. Esto ocurre hoy en todas partes! De algunos países sabemos menos debido al control que aplican sobre las redes y no sabemos cuánto tiempo lograrán ejercer ese control. Lo concreto es que la indignación está globalizada.

¿Será que la gente se cansó de ver cómo se calienta y contamina el planeta? ¿Serán los cambios en la matriz productiva de los países y sus terribles costos sociales, también producto de la globalización? ¿O será que estamos aburridos de la especulación financiera? ¿De la falta de libertad y la opresión en algunos países? ¿O de que nos pidan el voto cada tanto para que los mismos sigan apernados al poder? ¿Será, como piensan varios, que el mundo está cada día peor?

Pienso que de todo eso estamos aburridos, que todas estas cosas nos indignan. Además, somos cada día más los que andamos buscando nuevas respuestas ya que los modelitos de desarrollo de la modernidad sólo se han estado preocupando de lo material, quedando el ser humano traducido a estadísticas y sin obtener respuestas a nuestras preocupaciones, dolores e intereses más profundos y espirituales.

Por otra parte, me parece que razones para indignarse han existido siempre en la historia. Incluso creo (optimistamente dirán algunos) que hoy existe mayor libertad para expresarlo dado que comparativamente existen avances democráticos, mayor acceso a la información y a la educación. Mirado en perspectiva histórica pareciera que, por el lado del progreso material y de ciertas libertades, nuestro mundo hubiera progresado.

Entonces, ¿es un tiempo para estar más enojados e indignados que nunca? No sé, pienso que siempre han existido muy buenas razones para la indignación y, de hecho,  la historia está plagada de episodios con distintos grados de violencia ¿Qué pasa hoy con estos estallidos simultáneos de protesta en tantos lugares con problemas aparentemente disímiles? Me parece que por primera vez existen los medios tecnológicos para que muchos (pronto quizás todos) podamos comunicarnos, coordinarnos, en definitiva participar e intentar tomar acción con respecto a aquellas cosas que nos afectan y que no nos son satisfactorias. Ocurre que la convergencia entre Internet y la movilidad permite que en tiempos muy breves nos comuniquemos y nos coordinemos en pos de un objetivo, saltándonos el antiguo control central  de la información y comunicación, así como de la definición de pautas de los medios tradicionales. Por ejemplo, en los años 80 la tecnología usada para coordinar acciones de protesta en Chile era la impresión de panfletos, el rayado de murallas y la comunicación de verbal uno a uno. Eso mismo hoy se hace a través de redes sociales, mensajes de texto, chateo, etc., a una velocidad incomparable y con participación, ya que la comunicación va de ida y vuelta.




Las capacidades tecnológicas de las redes permiten que ocurra lo mismo que en una pequeña aldea en donde la comunicación y coordinación están al alcance de la voz. En la aldea las decisiones se toman con bastante transparencia y quienes lo hacen deben estar rindiendo permanentemente cuentas a sus vecinos de sus actos. Como anticipara hace ya rato el canadiense Mc Luhan, hoy vivimos en una aldea global.


Por otra parte, los sistemas político, económico, cultural y religioso, están diseñados para ser gestionados de manera centralizada y vicaria, a través de representantes empoderados por medio de distintos procedimientos. Y se produce una gran incoherencia entre las nuevas capacidades tecnológicas para la coordinación y la participación al alcance de la gente y estos viejos diseños de los sistemas que rigen nuestra convivencia. Pienso que la fuerza y la simultaneidad  de la indignación se explica en esta incoherencia, haciendo que la gente se coordine en acciones de movilización, protesta e incluso violencia revolucionaria, como hemos visto en los países árabes y seguramente seguiremos viendo en los países con escasos o nulos espacios de participación. 

Así entiendo la crisis de representación que hoy se manifiesta con tanta nitidez.

En aquellas sociedades con algún nivel de desarrollo democrático se pueden vislumbrar desafíos gigantes para quienes vicariamente detentan la conducción política, económica, cultural o religiosa, desafíos que les pondrá cada día con más fuerza la gente coordinada que está exigiendo respuestas y soluciones a sus demandas y que cuenta para la negociación con un poder nuevo: capacidad de coordinar acciones aquí y ahora, en tiempo real.



Desafío número 1: rediseñar los sistemas de representación y de participación ciudadana basados en la distribución de poder real para la toma de decisiones que les afecten directamente. Pero claro, sería muy ingenuo pensar que este proceso será fácil y breve ya que quienes detentan el poder hasta hoy no están ni estarán dispuestos entregarlo. Eso garantiza que la movilización y la protesta seguirán. Ingenuo es también pensar que la red es un espacio libre y sin control; la red ya es un espacio de política en el que se dan las nuevas luchas por el poder, incluido su propio control. 

martes, 13 de diciembre de 2011

Alergia, PNL y creencias


Alergia a la primavera. Por años observé a mi papá y hermano como sufrían cada año cuando se iniciaba la temporada, hasta que un día como a los 26 años me comenzó a mí.  Y me llegó de una manera muy violenta, al punto que en un momento de ese primer episodio tuve que parar de manejar por que la rinitis y  el lagrimeo de los ojos no me dejaban ver!!!

De ahí en adelante tuve que hacer el tour de consultas a médicos especialistas, test cutáneos para determinar a qué le tenía alergia (resulté ser alérgico al polen de varios tipos de pastos y coníferas) y conformarme con el uso de antialérgicos entre agosto y febrero.  Molestias controladas pero molestias igual.

Hasta que durante el desarrollo de un taller de trabajo en equipo ahora en noviembre de este año 2011 salió una conversación que hasta ahora me está cambiando la vida, en término de alergias y también de creencias …..

El taller era desarrollado por los consultores Eduardo Rosselot y Claudio Cerda de  MCS (www.mcs.cl); en un momento de la conversación salió el tema de la programación neurolingüística (PNL) y alguno de mis colegas preguntó de qué se trataba el tema.  Eduardo lo explicó sucintamente y dio algunos ejemplos, entre ellos cómo le habían quitado a él la alergia a la primavera. Yo salté y dije: “yo quiero eso”. Mi sorpresa fue grande cuando Eduardo me contestó: “OK, en el café”. Yo me imaginaba en unas 10 a 15 sesiones y con todo tipo de ejercicios; pero no, era mucho más simple y breve.  

Llegó el esperado café y Eduardo comenzó haciéndome algunas preguntas de qué era la alergia para mí, en qué situaciones aparecía, cómo la veía, de qué color y de qué textura era, etc. Yo le contesté que para mí aparecía muchas veces al mirar el sol, de color amarillo, el polen como un polvo amarillo en suspensión, con una textura porosa. Me pidió que pensara en alguna situación que fuera exactamente lo opuesto a lo que sentía cuando venía la alergia y pensé en dos: en la playa frente al mar, con aire freso que viene desde el mar adentro sin polen, y pensé en las termas de Chillán en una hermosa mañana de invierno con aire frio y fresco. Opté por la segunda. Posteriormente, Eduardo procedió a fijar en mi  una relación automática entre primavera y el aire frio y puro de las termas de Chillán, y lo hizo a través de una multiplicación simple (dijo 6 X 4 y contesté 24) con lo cual  se asoció para mi la primavera y con las condiciones descritas en las termas de Chillán.


Desde ese momento, hace más de un mes, dejé de tomar mi antialérgico diario. Los primeros días, cuando venía la alergia, recordaba conscientemente la imagen de las termas de Chillán, hoy eso es en automático. Los síntomas que quedan son un estornudo de vez en cuando y alguna picazón en el cuerpo, pero se acabó la rinitis!!!!

Las creencias. Hasta antes de este evento yo entendía a la alergia, en mi caso particular, como una condición de salud de hipersensibilidad frente a ciertas sustancias el aire,  polen en particular,  causándome estornudos, rinitis, etc. Hoy no tengo claro qué es una alergia.

Luego de este evento, extraordinario para mí, se me aparecieron algunas preguntas sobre las que sería muy bueno profundizar: ¿Cómo explicar este cambio? ¿Es que Eduardo me reprogramó con el uso del lenguaje? ¿Así de poderoso es el lenguaje que puede llegar a producir cambios en nuestras concepciones, al punto de controlar síntomas físicos? ¿Se me acabó la hipersensibilidad o está bajo control neurolingüístico? ¿Qué opinan los médicos? ¿Cuántas otras terapias alternativas para cuántos otros problemas de salud están ahí para usarlas y hoy sólo usamos las terapias de la medicina estándar y cara?

Varias interrogantes pero algo seguro: más de un mes sin usar antialérgicos y no estoy sufriendo los síntomas. 

viernes, 24 de junio de 2011

Mundo 2.0: Gary Hamel en Entel Summit 2011

“El Management fue uno de los principales inventos del siglo XX, nos permitió organizar el trabajo para utilizar las invenciones que venían desde el siglo anterior y así generar un gran progreso económico en los países en los que se aplicó. Gracias a ella aprendimos a reunir a las personas para que trabajaran con eficiencia, disciplina y foco. Todo eso sigue siendo importante. Pero ahora vivimos en un mundo en el que las empresas deben tener una capacidad de adaptación mucho mayor, ser innovadoras en esta nueva economía creativa, y los principios y procesos centrales que heredamos de la era industrial ya no son suficientes. Por eso digo que el futuro del management está inventándose en Internet. La Web es adaptable, inspiradora y capaz de generar compromiso en la gente. De muchas formas, ilustra y demuestra las cualidades que necesitamos en las organizaciones de negocios.”

Esta frase es de Gary Hamel, profesor de Management en diferentes universidades y autor de importantes libros sobre el tema. El 16 de junio pasado asistí a una conferencia de este profesor, invitado por ENTEL en su evento Entel Summit 2011; lo que por cierto se agradece.

Lo que plantea Hamel es que ese Management que llevó al mundo como lo hemos conocido en la era industrial ya no es suficiente para la era que estamos viviendo; y va más allá, dice que en realidad lo que caracteriza a esta nueva etapa no es el conocimiento, que está hoy al alcance de todos a través de Internet, sino que la clave está en la creatividad, la innovación; esa que se hace en la conversación con los clientes, para entender sus necesidades; y con los proveedores, para entender su oferta y hacerles ver nuestras propias necesidades y aspiraciones. Los clientes quieren mucho más que productos estandarizados, quieren servicios y ser escuchados en sus necesidades. Es la democratización de la relación entre proveedores y clientes.





Pero la creatividad y la innovación no funcionan en una lógica de mando y control, en que la cúpula de las organizaciones piensa y el resto ejecuta. Por lo tanto, las competencias requeridas de las personas están cambiando; las que fueron útiles en la era industrial de personas obedientes, diligentes e inteligentes, ya no son suficientes; ahora se requiere además ser proactivo, creativo y, sobretodo, apasionado. Por otro lado, las organizaciones jerárquicas y burocráticas no son un ambiente propicio para el desarrollo de personas con esas características, serán las abiertas, transparentes, planas y que fomenten las redes de colaboración (internas y externas), como la Web, las llamadas a liderar el siglo XXI. Con líderes y no con capataces dando órdenes.

Lo que nos dice Hamel hace todo el sentido del mundo, es cosa de ver lo que les pasa a las viejas corporaciones exitosas del siglo XX compitiendo con Apple, Google, Amazon, RyanAir, EasyJet, etc. ¡Que tremendos cambios! Y ocurren continuamente, todo cambia muy rápido: hasta hace muy poco el paradigma de empresa moderna y exitosa era Microsoft y resulta que Hamel nos cuenta que esos muchachos están medio anquilosados y perdiendo en las nuevas apuestas tecnológicas.

¿Y qué pasa en Chile? Educación mal, pero al menos como tema central de discusión; baja inversión en I+D; la cultura dominante en nuestras empresas sigue siendo de mando-control y, sobre todo, extremadamente jerárquica y clasista; la política es cerrada, elitista y de castas, parecida a las empresas.

No llegamos a desarrollarnos como país en la era industrial, esa que ya comienza a quedar en el pasado. El desafío que tenemos como sociedad es saltar directo a la nueva economía, esta de la creatividad y la innovación; y claramente nuestro camino se visualiza muy difícil. Pero no es por falta de inversión o de recursos en general; lo que falta es Management 2.0  y Política 2.0. Para ello se requiere un nuevo estilo de liderazgo, el liderazgo para el Mundo 2.0. También debemos detectar y desarrollar aquellas características culturales nuestras, propias de los chilenos, que nos puedan ayudar a acometer este desafío. Temas para próximos posteos.

jueves, 19 de mayo de 2011

Proyecto HidroAysen: Necesidad de participación ciudadana

Muchas personas en Chile se preguntan y cuestionan si este proyecto es necesario. Desde la perspectiva de un ciudadano interesado en su país, en el desarrollo de su gente (lo que requiere y requerirá de energía) y en lo que dejaremos a nuestros hijos y nietos (lo que requiere ser cuidadosos con el medioambiente), la preguntita está dando vueltas en cabezas, cafés, mesas y bares. Y francamente, le respuesta está bien difícil de dar con seguridad, hasta un personaje arquetípico de la asertividad como el ex presidente Lagos se enredó.


Desde mi punto de vista a la base de esta dificultad, y que ha generado el despelote de la discusión energética con todo tipo de proyectos desagradables para la gente que aparecen como callampas, está la falta de una política energética en Chile la que pienso no existe por dos razones: 1) un modelo en exceso liberal que deja decisiones fundamentales al arbitrio de los actores del mercado; 2) la planificación no es uno de los aspectos que caractericen nuestro acervo cultural, somos cortoplacistas en esencia.
La energía es de los aspectos más estratégicos para el desenvolvimiento de las actividades y el desarrollo de un país y de su gente. En los países en donde no es el mercado el que todo lo define, el Estado se encarga de:

-        Definir la composición a largo plazo de la matriz energética, incluyendo el porcentaje de ERNC, las políticas de uso eficiente de energía y los incentivos necesarios para ello,
-        Definir la ubicación de los proyectos por tipo de fuente de energía,
-        Definir el proceso mediante el cual se asigna la ejecución de los proyectos, con actores públicos y privados.

Todo esto requiere de una planificación de la cual hemos carecido como país y las respuestas al desafío energético han sido reacciones a crisis de abastecimiento, no como planes de inversión producto de un proceso de análisis estratégico.

Una estrategia país, que defina la visión de lo que queremos ser y los objetivos y planes para lograrlo, requiere como uno de sus puntos centrales la definición de la matriz energética deseable y factible. Y la función objetivo para tomar decisiones en este ámbito no pueden ser sólo la rentabilidad privada individual de cada proyecto, sino que la rentabilidad social y ambiental para el conjunto de ciudadanos actuales y los que vendrán. Eso es lo que a mi me parece debería ser la razón de ser del Estado. Y eso no es que ocurra en países “comunistas”  o que no den espacio para el emprendimiento privado, ocurre en el tipo de países a los que Chile intenta emular en su desarrollo (OCDE).


A diferencia de lo anterior, en nuestro país esta definición estratégica ha sido entregada a los actores que velan por sus intereses particulares, solos y a su arbitrio, tomado decisiones sobre qué proyectos energéticos hacer y dónde ubicarlos. Por su parte, la autoridad, contemplativamente, sólo ha analizado si éstos se deben aprobar o no de acuerdo a una débil legislación ambiental. Esto es impresentable y la ley se hizo en democracia, no es de las herencias aquellas!!! (LEY Nº 19.300 LEY DE BASES DEL MEDIO AMBIENTE promulgada el 1 de marzo de 1994). De acuerdo con esa lógica híper liberal, ¿por qué no se deja a la iniciativa privada las decisiones de qué caminos construir o qué aviones, tanques y buques requiere nuestra defensa? No se hace así debido a que hay temas estratégicos que deben ser definidos por el Estado, uno de ellos es la energía.

Además de tomar mejores decisiones, otro importante efecto positivo de la planificación (en todo orden de cosas, no sólo en este tema) es que hace posible que la ciudadanía, a través de sus representantes y todos los interesados, tengan espacios de participación real, generando espacios para construir confianza y sentido de pertenencia en lo que se planifica. Al revés,  un efecto nefasto de que aparezcan proyectos energéticos sin planificación es una ciudadanía desinformada, sin participación, que siente sorprendida y desconfiada. Tal como en este caso, en el que ni siquiera sabemos si es cierto que el proyecto es necesario.


La gente tiene claro que en algún momento más energía será necesaria; sin embargo, ninguna autoridad muestra estudios serios que tengan bases sólidas y conocidas por todos los actores interesados en el tema, partiendo por la gente que es a la que supuestamente beneficiarán estos proyectos.  La percepción mayoritaria de las personas con la uno conversa es que en este caso particular se trata de intervenir y modificar un lugar casi mítico (la mayoría de los chilenos jamás han  pisado la Patagonia pero igual todos
sentimos que es nuestra reserva sureña de naturaleza, de aire y de agua), instalando unas represas feas, que cambiarán el paisaje prístino y que incluye una línea de trasmisión de más 2300 KM que pasará con sus monstruosas torres por todo el sur para que los Santiaguinos gastemos más luz y los dueños del proyecto se llenen de lucas.

Súmese además las sospechas respecto de las presiones sobre quienes debieron decidir (funcionarios de menor nivel) y que pudieron haber ejercido sus jefes u otros actores que defienden intereses privados, propiciado por una ley que está mal hecha. Existen historias sobre esto, basta recordar por ejemplo la aprobación en la región del Bio - Bio  de PANGUE y RALCO,  lo que demuestra que este tema es y ha sido políticamente transversal. Se agrega en este caso el apoyo vertical desde palacio, que incluye a quien es el jefe de quienes deberán analizar la apelación al proyecto (ministros). Más impresentable, más desconfianza y más enojo de la gente!!

A propósito de contar con antecedentes que informen a la ciudadanía, el único estudio actualizado que ha caído frente a mis ojos y que me llegó por las redes sociales, es el estudio del profesor Roberto Román de la Faculta de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile y Stephen Hall de Energías Renovables Ltda. (http://ingenieria.uchile.cl/files/estudio_roman.pdf), el que no ha sido desmentido por nadie, entrega los siguientes elementos:

  1. Que los crecimientos del PIB de Chile y el del consumo de energía eléctrica se están desacoplando a partir del año 2000 (el PIB crece más rápido que el consumo eléctrico), al igual como ocurrió en el mundo desarrollado a partir de los años 70, debido a cambios hacia una economía de servicios y mejoras tecnológicas.
  2. Qué hasta un 35% del crecimiento del consumo del SIC al 2025 podrían provenir del uso de ERNC (20%) y de EE (15% de eficiencia energética, lo que es ahorro neto y no aumento).
  3. Que estos dos factores sumandos (menor crecimiento de la demanda eléctrica y ERNC + EE), concluye que no sería cierta aquella “verdad” - que nos tratan de vender todos los días - de que se debe duplicar la capacidad de generación eléctrica cada 10 años.
  4. Que tanto en el escenario planteado por el Ministerio de Energía de un crecimiento de la demanda eléctrica a un tasa anual de 5,8%, como en el escenario planteado por Román y Hall de EE + ERNC + mejoras tecnológicas a una tasa anual de 4,5%, no se requeriría HidroAysen!!!
  5. Que la sobreinversión en centrales, en lugar de disminución de tarifas, traería aumento en las cuentas eléctricas debido a la necesidad de pagar los proyectos.

Es decir, un destacado académico de la principal Universidad del país pone en cuestión la necesidad de un proyecto sin el cual nos amenazan con quedar sin energía eléctrica y, hasta ahora, nadie es capaz de rebatirlo!!


Frente a este panorama resulta del todo justificable que nos sigamos preguntando ¿es necesario el proyecto HidroAysen? Partamos por exigir el desarrollo participativo de una política energética para todos los chilenos.



miércoles, 27 de abril de 2011

Gonzalo Rojas

Tuve la oportunidad de conocer a Don Gonzalo Rojas en Concepción el año 2002, en una noche de tertulia sureña. Supe de su poesía apasionada y de su espíritu eternamente juvenil. Eso me maravilló, así como también su compromiso con las ideas de toda la vida pero con su mente flexible como un niño curioso.

También supe de su historia de hacer cultura, particularmente de su rol en el desarrollo de las Escuelas de Verano de la Universidad de Concepción. Se deberían re-potenciar y llevar su nombre.

Maravillado también de ¿A quién se ama cuando se ama?

Un hombre amable y sencillo. En fin, un orgullo haberlo conocido y haberlo escuchado.

Don Gonzalo, muchas gracias y descanse en paz.


¿QUÉ SE AMA CUANDO SE AMA?

¿Qué se ama cuando se ama, mi Dios: la luz terrible de la vida
o la luz de la muerte? ¿Qué se busca, qué se halla, qué
es eso: amor? ¿Quién es? ¿La mujer con su hondura, sus rosas, sus volcanes,
o este sol colorado que es mi sangre furiosa
cuando entro en ella hasta las últimas raíces?
¿O todo es un gran juego, Dios mío, y no hay mujer
ni hay hombre sino un solo cuerpo: el tuyo,
repartido en estrellas de hermosura, en partículas fugaces
de eternidad visible?
Me muero en esto, oh Dios, en esta guerra
de ir y venir entre ellas por las calles, de no poder amar
trescientas a la vez, porque estoy condenado siempre a una,
a esa una, a esa única que me diste en el viejo paraíso.